Ingredientes:

  • 1 Solomillo cortado en medallones y salpimentado
  • 1 Cebolla grande
  • 2 Granadas
  • 1 Vaso de caldo de carne
  • 1 Vaso de vino blanco
  • 1 Cucharada de miel
  • 1 Cucharada de vinagre balsámico de módena
  • 1 Cucharada de azúcar
  • 1 Chorrito de aceite de oliva

Elaboración

 En una sartén ponemos el aceite de oliva y pochamos la cebolla a fuego medio para que quede blandita pero sin llegar a dorarse.

Mientras se hace la cebolla, desgranamos las granadas. Ponemos en un bol las que vamos a necesitar para elaborar la salsa y en otro dejamos algunas para añadirlas a la salsa al final y decorar.

Cuando la cebolla esté pochada, añadimos la granada rehogamos y seguidamente añadimos el resto de ingredientes: el vino blanco, el caldo de carne, el vinagre de módena, la cucharada de miel, el azúcar y dejamos reducir todo hasta que se quede más o menos en la mitad.

A continuación batimos todo en la batidora, pasamos la salsa por un chino para que no queden restos de pepitas y volvemos a poner en la sartén. Añadimos el resto de granada a la salsa y dejamos al fuego mínimo para que no se enfríe mientras preparamos los medallones de solomillo

En una plancha a fuego fuerte, pasamos los medallones de solomillo, marcando por un lado y otro y dejándolos jugosos por dentro.

Para emplatar, ponemos en una fuente el solomillo y salseamos con la reducción bien caliente que teníamos preparada en la sartén.

Una receta fácil pero con resultados sorprendentes.

Sígueme en mis Redes Sociales 

Pin It on Pinterest

WhatsApp chat