Dulce típico extremeño, que hoy se sigue haciendo de manera tradicional en mucho pueblos. Vamos a seguir con nuestras tradiciones y que no se pierdan las costumbres.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 300g de harina
  • 50g de azúcar
  • 50ml de leche
  • 50ml de aceite de oliva
  • Un chorrito de licor de anís o aguardiente
  • Azúcar para envolver al final (opcional)

Elaboración

Ponemos en un bol los huevos, batimos enérgicamente y añadimos el azúcar. Seguimos batiendo, añadimos la leche, el aceite de oliva, y el licor de anís. Batimos todo bien y seguimos con parte de la harina, la levadura y el resto de harina.

Todo esto mezclarlo bien hasta que ya no se pueda seguir con la varilla. Es el momento de seguir amasando con las manos.

Una vez tengamos la masa reservamos media hora tapada con papel film. Preparamos una fuente con papel absorbente y una sartén honda con bastante aceite. Yo utilizo aceite de oliva, pero se puede utilizar de girasol sin problema.

Para hacer los huesillos, cogemos porciones de masa, hacemos una bola para después darle forma retorciendo la masa y añadir a la sartén con el aceite bien caliente.

Notarás que la masa se pega algo en los dedos, este es el punto bueno. Para ayudarte a manipular la masa el truco es, untar los dedos de aceite, de esta manera será muy fácil.

Dorar los huesillos, y cuando estén listos, sacar y poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Después envolvemos en azúcar y estará listo para consumir.

Si te gusta, sígueme en mis Redes Sociales

Pin It on Pinterest